jigsaw-868760-m

Publicado en25 julio, 2013 Por EnGestión de RRHH Y4036 Views

¿Por qué los llaman locos, cuando debieran llamarles innovadores?

Publicado en la web de Lawyerpress 25.07.2013descarga

Las empresas compiten en un contexto de constantes y rápidos cambios económicos y tecnológicos. Para hacerlo requieren de personas con la habilidad de adaptarse a los cambios, y capaces de tomar decisiones en situaciones de alta incertidumbre. Todo ello necesita de una gran creatividad y un alto grado de exigencia, para afrontar el presente y “crear el futuro”.
Es en esta realidad, en la que las organizaciones han de planificar su estrategia para triunfar, si desean mantenerse en el largo plazo.

Juan Mateo y Jorge Valdano en la obra “Liderazgo” dicen: “Nadie triunfa sin sentir la pasión de crear futuro, y en esa pasión es donde encontramos nuestros más anhelados deseos y la fuerza necesaria para conseguirlos” “Se trata de un viaje de la imaginación al mundo de los deseos, con el fin de movilizar los sentimientos en busca de una imagen de la que seremos protagonistas en un plazo determinado”

Dado que las empresas las componen personas, y, haciendo referencia a la cita de Juan Mateo y Jorge Valdano, la pregunta es:

¿Queremos contar y dar espacio en las organizaciones, a personas con la pasión de crear futuro?

Pensemos en el éxito de prácticas empresariales como Twitter o Apple, ambas marcas asociadas a la innovación, que cuentan con personas innovadoras, trabajando junto al cliente.

Reparemos en cada emprendedor que ha tenido éxito, se trata de personas con un perfil creativo y transformador.

Por tanto, se hace necesario replantearse si la creatividad y la innovación tienen que formar parte de los esquemas de trabajo de nuestra empresa. Si la respuesta es afirmativa, manos a la obra.

Hagámonos las siguientes preguntas, aunque podrían ser algunas más: 


1.- ¿Los directivos y mandos de la empresa son creativos, o al menos dejan serlo, y fomentan la creatividad?
2.- ¿Se fomenta la comunicación creativa? ¿Cómo?
3.- La estructura de la empresa y sus procedimientos ¿promueven la creatividad, al servicio de la innovación y de la productividad?
4.- Para la innovación ¿Se tiene en cuenta un marketing orientado al cliente? ¿Se trabaja junto al cliente?
5.- ¿Se trabaja en equipo al servicio de un objetivo común, y se permite conocer los resultados obtenidos, fruto de ese trabajo?

Después de hacerlas, lo siguiente que hay que saber es si se cuenta, o se quiere contar en los equipos de trabajo, con esas personas a las que a veces se cataloga de “locos”, cuando en realidad se trata de innovadores.
Esas personas diferentes, capaces de ver y sentir de forma distinta, de expresarse libremente y sin miedo al fracaso, y de encontrar soluciones y estrategias donde los otros sólo ven una “tontería”.

Son personas que no juzgan y no creen en las verdades absolutas, que tienen claramente definida su marca personal, (self-branding) y, desde luego, personas que son esa excepción que confirma la regla.
Personas apasionadas por todo lo que les rodea, atentas a lo concreto, con juicio crítico, y una visión peculiar y perspicaz de la realidad.

Personas con un gran sentido para apreciar lo nuevo en lo más viejo, que se adaptan y tienen una actitud flexible ante lo desconocido, que se divierten trabajando y transmitiendo entusiasmo a los demás.

Son aquellos que se atreven con todo, con capacidad innovadora y capaces de sacar adelante todo aquello que se proponen, haciendo sencillo lo complicado.

En las organizaciones, como en la vida, hay que avanzar. Para ello, se requieren personas dinamizadoras de la creatividad y transmisoras de entusiasmo. Capaces de dirigir a través del cambio, de transformar un problema en una oportunidad, y de idear soluciones alternativas y diferentes.

Para ser competitivo hay que ser y pensar diferente, ello supone contar en los equipos con perfiles innovadores, creativos y flexibles, que se atrevan a hacer las cosas, desde un punto de vista alternativo, siendo autocríticos y, sobre todo, disfrutando.

No dejes pasar la oportunidad de “crear futuro” con pasión. Porque el futuro es de los “locos”. 

Sobre