o.184684

Publicado en27 diciembre, 2013 Por EnNoticias Y4376 Views

Gestiona bien las redes sociales de tu empresa: Claves para crear una Guía de Buenas Prácticas

Publicado en la web de Lawyerpress 07.10.2013descarga

El pasado jueves tuve la oportunidad de acudir, con @LuisjaSánchez a la jornada organizada por Enatic, sobre el uso de las redes sociales en el ámbito laboral. Aquí puedes leer la crónica ya publicada: http://goo.gl/sn6nlo.

En la misma pudimos compartir los conocimientos de abogados expertos en la materia, como Carlos Sáiz y Ofelia Tejerina así como los de Antonio Seoane, magistrado del Juzgado de lo Social, nº 34 de Madrid.

Sin duda, el debate sobre el ¿uso o abuso? de las redes sociales en el ámbito laboral, es un debate abierto y un nuevo punto de conflicto entre empleadores y empleados en el marco de la relación laboral que une a ambos.
Entre los puntos conflictivos se encuentran, la utilización de las redes sociales durante la jornada laboral, las opiniones que un empleado pueda verter en las redes sociales (Facebook, twitter…etc), la utilización para fines particulares del correo electrónico o la publicación por parte del empleado de actividades que puedan dar lugar a la transgresión de la buena fe contractual, entre otros.
Tal y como señaló Ofelia Tejerina, abogada de la Asociación de Internautas, a la hora de afrontar estos conflictos en la empresa, es fundamental buscar el equilibrio entre el derecho fundamental y el control del empresario.

Para ello, y a la vista de los pronunciamientos de las sentencias, se hace necesario que la empresa se plantee cómo gestionar las redes sociales y determine las normas que van a regir su uso, mediante una guía profesional que sea conocida por toda la organización y que permita mantener ese equilibrio.

Esto hará a empresa y empleados disponer de una “Guía de buenas prácticas” para el uso de las redes sociales y las medidas de control que el empresario pueda adoptar, siendo ambas partes conocedoras de hasta dónde alcanzan sus facultades y obligaciones, a fin de prevenir y evitar, en la medida de lo posible, los conflictos en este asunto.

En caso de que no exista normativa interna al respecto, se deduce que existe una “expectativa de confidencialidad” por parte del trabajador, debiendo respetarse la dignidad del empleado en los controles que se realicen y, en todo caso, siempre se atenderá a cada caso concreto para valorar ambos aspectos.

Por tanto, y a efectos prácticos, es preciso que las organizaciones se planteen elaborar una “Guía de Buenas Prácticas”, contando para su elaboración con expertos en la materia, a fin de que cualquier colaborador de la organización sea conocedor del buen uso de las redes sociales.

Algunos aspectos a tener en cuenta para la elaboración de esta Guía:


A modo de conclusión, sugerir que, tanto para prohibir su uso, como para permitirlo, se hace necesaria una normativa clara y concreta al respecto en el seno de la organización. 

Sobre